Bien en la cancha, muy mal en las gradas

Lo que debía ser una fiesta , sobre todo tomando en cuenta el resultado (victoria del Inter 1-0) y el adversario (Napoli), se terminó por convertir en una pesadilla que puede costarle carísimo al Inter y a la Curva Nord.

Hoy se debería estar hablando del despertar ofensivo de Lautaro Martínez pero en su lugar se habla de cuatro víctimas apuñaladas del lado de la parcialidad del Napoli y de un fallecido por atropellamiento del lado de los tifosi del Inter.

Una de las pocas notas positivas de la jornada de ayer fue que finalmente Martínez marcó de nuevo en el campeonato local y que ese tanto derivó en un triunfo que podría catalogarse como doble ya que el Inter sumó tres puntos y en el proceso le propinó una derrota al Napoli, rival directo en la lucha por los primeros puestos en la Serie A.

Racismo

El flagelo social que siempre se hace presente en las grandes justas deportivas para arruinar escenarios y situaciones donde debería reinar la paz y la alegría, El Racismo; apareció con su cara más horrible en el engramado del Estadio Giuseppe Meazza para atormentar a uno de los mejores defensores rivales, y posiblemente de los mejores del mundo en la actualidad, Kalidou Koulibaly. El jugador del Napoli terminó expulsado tras reaccionar con aplausos a la amonestación que el colegiado, Pier Paolo Mazzoleni, le mostrara por haber retenido ilícitamente el avance del extremo derecho del Inter, Matteo Politano.

Las Excusas de Ancelotti

La excusa que da el DT de la squadra partenopea, Carlo Ancelotti, es que el franco-senegales jugó nervioso durante todo el partido debido a los cánticos discriminatorios que un grupito de la parcialidad Interista le dedicaba con el pasar de los minutos. Una excusa que obviamente no pasa de ser eso, una excusa, ya que Koulibaly hasta ese momento fue el mejor hombre en cancha para su equipo y posiblemente de todo el partido.

Posibles Consecuencias

Luego de los lamentables hechos de ayer en el Meazza, se espera que Inter reciba una multa económica importante y más aún que la Curva Nord (sector de los ultras de Inter) sea severamente castigada y que les sea prohibida la entrada al estadio a sus miembros hasta al menos el mes de Marzo de 2019. Adicionalmente ha sido solicitado que se les niegue a los fanáticos Interistas la compra de boletos y el ingreso en los estadios que el equipo visite hasta esa misma fecha.

Se espera que en los próximos días haya una resolución departe de las autoridades de la Serie A y los máximos organismos futbolísticos italianos para conocer las sanciones finales para el equipo y su parcialidad.