Comenzó el ya tradicional drama de Enero

No podía ser de otra manera, y como ya es “tradicional” en Inter en últimos años, con la llegada del Año Nuevo y la apertura del libro de pases del mercado de invierno comenzó la ola de rumores en torno a las figuras del equipo.

Mauro Icardi

La más reciente salida de tono de la esposa/representante del 9 de Inter ha sido declarar a TyC en Argentina que Mauro se irá a continuar su carrera en el Real Madrid o Chelsea y que no renovará contrato con Il Biscione.

Para tranquilidad del pueblo nerazzurro a Mauro le quedan dos años y medio de contrato y 24 meses para que legalmente se pueda sentarse en una mesa a negociar con club alguno sin necesitar autorización de Inter. Esto significa, y si Wanda pasa el examen FIFA el año próximo que para poder seguir siendo la representante de su marido, que no podrían hablar con la dirigencia de ningún club hasta enero del 2021 sin ser sancionados severamente por parte del máximo ente futbolístico en el mundo.

Milan Skriniar

El eslovaco ha llamado “bosta” a la prensa de su país por haber publicado un titular que decía “O 2 millones mas o me voy” en clara referencia a la distancia entre las exigencias del entorno del jugador y la directiva de Inter.

Últimamente, y con la llegada casi segura de Diego Godin y uno entre Gianluca Mancini (Atalanta) o Joachim Andersen (Sampdoria), y ante la necesidad de Inter de reportar ganancias superiores a los 40 millones de euros antes del final del mes de junio para poder cumplir el settlement agreement firmado con la UEFA; los rumores de un posible sacrificio del eslovaco han crecido como la espuma. Además debemos agregar la resistencia de Inter a satisfacer las demandas de aumento de salario hechas por el entorno de Skiniar, tenemos entonces al receta para la tormenta perfecta.

Mientras el mercado de pases permanezca abierto seguramente las aguas no se calmarán y es que cada parte está defendiendo sus intereses, amanecerá y veremos en que terminará esta novela que cada inverno nos tiene en vilo a la parcialidad Interista en el mundo entero.