Cronicas Neroazzurras Ep 2 – En el nombre del Padre

En el futbol moderno, pasar toda tu carrera deportiva en un mismo club es una rareza. Por estos dias la frase “one-club man” se ha vuelto casi tan extinta como los dinosaurios . Incluso en décadas pasadas ya era difícil escuchar hablar de un jugador que durante 17 temporadas defienda la misma camiseta. Sin embargo esa es precisamente la historia de Sandro Mazzola. Él es, fue y siempre será la definición textual de la frase “por mi club y mi país”.

Para Mazzola, solamente existió el Inter.

Sandro Mazzola lleva el futbol en sus venas. Su padre fue Valentino Mazzola, una leyenda que conquisto 5 scudettos con el Torino y además fue capitán de Italia durante varios años. Valentino falleció en la tragedia aérea de Superga, cuando Sandro tenia poco mas de 4 años.

Algunos meses antes de que Helenio Herrera transformara a los Neroazzurri en “La Grande Inter”, un jovencito llamado Sandro Mazzola hizo su debut profesional. Fue un partido poco memorable, el Inter fue destruido por la Juventus 9 a 1 en el Derby D’Italia. El único gol interista de la noche vino cortesía de un penalti, cobrado por el mismísimo Mazzola. Gol en su debut.

Y así nació la leyenda. ¿No? Pues no.

El partido contra la Juventus fue la única presencia de Mazzola durante la temporada 1960-1961. No fue sino hasta la 62-63 que Mazzola se plantó firmemente en la titular del Inter. A estas alturas, este ya era el equipo del mago Herrera, y la squadra jugaba con su visión en la cabeza

Esa visión, era la de crear una superpotencia calcistica continental y con ella en mente, en 1962 vino la resurrección del Inter. También sería el año en donde Mazzola por fin pudo brillar ya que con tan solo 20 años, Mazzola fue titular 23 veces durante la temporada, marcando 10 goles. Fue uno de los mayores contribuyentes del scudetto ganado ese año.

Sandro Mazzola (y el Inter) apenas estaban calentando motores. Para estos dias ya Herrera había perfeccionado su estrategia y puso sobre el campo su “catenaccio” (si, el catenaccio fue inventado por un Argentino, no por un Italiano). Famosa táctica que consiste en sofocar o asfixiar al contrario (de ahí el nombre catenaccio, o candado) con una abrumadora defensa ejecutada impecablemente además de una eficiencia igualmente letal al momento de contraatacar, basada en la velocidad de los atacantes.

Jugando como punta en el sistema de Herrera, la energía, atleticismo e inteligencia táctica y posicional de Mazzola lo convirtieron en uno de los mejores jugadores del planeta para la época.

Como campeones de Italia, el Inter subiría al mas grande escenario del futbol continental: la Copa Europea de 1963. Fue en esta competición donde Mazzola se consolido como un futbolista de elite. Los Neroazzurri jugaron 9 partidos de copa durante la temporada 63-64, Mazzola anoto 7 goles incluida una doppieta contra el Real Madrid de Di Stefano en la final, que culmino 3-1. El Internazionale fue campeón de Europa por primera vez en su historia, gracias en parte a los esfuerzos de su extraordinario delantero y goleador.

Primer Campeonato Europeo en 1964.

En la temporada 1964-65 se continuó viendo el ascenso de Mazzola en el Olimpo del deporte. El Inter repitió el título de la Serie A así como también el Bicampeonato Europeo, uniéndose así al selecto grupo de ganadores consecutivos del trofeo mas codiciado del mundo. Mazzola jugo 33 de 34 partidos y consiguió 17 dianas convirtiéndose así en el primer capocannoniere interista desde que Antonio Angelillo hiciera lo propio en 1959.

Y la historia apenas empieza.

En la temporada 65-66 el Inter conseguiría el titulo de Serie A por 3ra vez consecutiva y consiguió llegar hasta la semifinal de la Copa Europea cayendo ante los eventuales campeones por 2 a 1 en el resultado global. (Gano 1-0 en la ida y cayo en la vuelta 2-0)

Mazzola hizo un total de 24 goles durante la temporada, Capocannoniere por segundo año consecutivo.

La “Grande Inter” se exhibió nuevamente en la temporada 66-67 llegando segundos en la Serie A y finalistas de la Copa Europea.

En 6 temporadas en Italia, el Inter nunca fue tercero, Gano 3 scudettos y quedando segundo en otros 3.

En Europa, 4 semifinales consecutivas de Copa Europea. 3 finales, ganando 2 de ellas.

En el Mundo, 2 Copas Intercontinentales.  

La visión del Mago Herrera se había completado: había construido una superpotencia del futbol europeo.

LA GRANDE INTER – Mazzola primer plano, segundo de izquierda a derecha. Destaca en la linea posterior, Giacinto Facchetti, tercero de izquierda a derecha.

Mazzola extendió su racha al marcar 17 goles esa temporada, quedando a un solo gol de un tercer capocannoniere: Gigi Riva (Cagliari) marcaria 18 goles.

Aunque Mazzola nunca volvió a marcar de esa manera, se había convertido en mucho más que un simple delantero. Poseía una gran capacidad defensiva lo que lo convertía en un jugador polivalente. Mas de una vez se vio a Mazzola como último hombre en un contraataque, cabalgando la cancha de punta a punta (¿les recuerda a alguien?), o de carrilero, centro campista e incluso de extremo. Para 1968 Mazzola se había desarrollado como un jugador sumamente inteligente cuya versatilidad solo fue superada por un punado de jugadores para la época.

Helenio Herrera se iría del Inter luego de la temporada 77-78, oficialmente dando por terminada una de las rachas mas importantes en la historia del futbol.

A medida que los jugadores del Grande Inter iban desapareciendo el equipo traía jóvenes jugadores y la confianza de llevar la banda de capitán recayó en nuestro Sandro Mazzola.

Dicen que a todo gran luchador siempre le queda una ultima gran batalla. Esto fue cierto para Mazzola en la temporada 1970-71 cuando el Inter batió todos los récords al ganar 24 partidos, empatar 3 y perder 3 durante toda la temporada. Fue el 4to scudetto para Mazzola.

Sandro Mazzola fue internacionalmente reconocido por sus hazañas en esa temporada al quedar segundo en la carrera por el Balón de Oro, perdiendo solamente ante el gran Johan Cruyff.

Esta sería la última “Gran” temporada de Mazzola y esa generación, al acceder a la final de la Copa Europea (por 4ta vez en 8 años) perdiendo ante el Ajax de Cruyff, 2 a 0.

Desde 1970 hasta su retiro en 1977, Mazzola sería il Capitano del Inter. Cuando finalmente colgó las botas luego de 17 temporadas, todas con el escudo del Inter en el pecho, había ganado 4 scudettos, dos copas Europeas, dos copas Intercontinentales, una Coppa Italia y un Campeonato Europeo con la Azzurra.

Quizás la mejor manera de resumir la carrera de Sandro Mazzola, seria usando las palabras de la leyenda Madridista Ferenc Puskas luego de perder la final de la Copa Europea de 1964 ante el Inter:

“Jugué contra tu padre. Estaría orgulloso de ti”

y luego intercambiaron camisetas.