Crónicas Neroazzurras Ep. I – El Nacimiento de pazza inter

Hay momentos que dibujan nuestra historia. Hoy les traigo una crónica de un partido que forjó una gran parte de nuestra identidad.

El dia es domingo, 9 de Enero, año 2005.
Fecha 19 del Calcio.

Una fecha recordada por dos cosas: el vergonzoso saludo fascista de Paolo di Canio a la tifoseria Laziale (que luego le valdría varias fechas de sanción) y una de las remontadas mas emocionantes en la historia de la Serie A.

El escenario es el siguiente:
Domingo por la tarde, el Meazza con 59.000 espectadores.
La Samp fue el primer amor del tecnico neroazzurro, Robbie Mancini y actualmente empatados con el Inter por el tercer puesto.

El Inter sale al campo agresiva y ofensivamente pero la bien organizada defensa blucerchiati no cede espacios. Partido trabado pero luego en movimientos individuales, Cambiasso consigue disparar dos veces al arco de Antonioli que rechazó ambos disparos (uno de ellos imposible). Otro disparo minutos mas tarde de Adriano, sin problemas para Antonioli.

El desastre vino en la forma de un contraataque de la Samp, Max Tonetto encontró nuestra defensa mal parada y encaja un gol en el arco protegido por Toldo. Minuto 40.

Fin del primo tempo, Inter 0 – Sampdoria 1.

El segundo tiempo arranca bajo el mismo esquema ofensivo pero Mancini consumió algun quimico y colocó un tercer delantero: Oba Oba Martins. Esto demostraria ser una extraordinaria decisión.

A falta de 15 minutos, Mancini saca a Adriano y entra al campo el chino Recoba pero 10 minutos despues la Samp alarga las distancias con gol de Vitori Kutozov.

Al minuto 87 el marcador ahora es Inter 0 – Sampdoria 2.

A estas alturas era evidente que el equipo estaba frustrado pero Mancini gritó, los jugadores obedecieron: toma la decisión de retrasar a Recoba, haciendo un tridente con Oba Oba y el “toro” Vieri, apoyados por Stankovic y Cambiasso.
Al 88 un furioso Recoba dispara desde 20 metros y el balón pega en el poste del arco de Antonioli. Segundos despues a un saque se banda, un pase filtrado del Chino a Oba Martins que encontró la manera -como solo el sabia hacerlo- de hacer un movimiento extraño y se las arregla para marcar con un disparo de tres dedos.

Minuto 89, Inter 1 – Sampdoria 2.

Luego vino nuevamente la magia de Oba Oba: Se desmarcó -a los tropezones, como siempre- y con un pase de volea asiste al Toro Vieri que no perdona y revienta con furia al arco vacio de la Samp.

Minuto 91, Inter 2 – Sampdoria 2.

A estas alturas, el estadio era un hervidero y a Roberto Scarpini ya le empieza a fallar la vos (para los que no lo conocen, Scarpini es el narrador de todos los partidos del Inter TV desde hace mas de dos décadas, una leyenda).

El equipo evidentemente inspirado, sigue empujando, insistiendo, atacando. La Sampdoria se cierra sobre su area protegiendo lo que le quedaba, el punto cuando tres minutos antes parecian tener el partido en el bolsillo. Entonces ocurrió lo imposible:
Ataque por la derecha, centro de Karagounis, rebote hacia arriba.
Stankovic “duerme” el balon y se lo deja servido para la zurda implacable del Chino Recoba que de primera clava el balon en el angulo inferior derecho de Antonioli y hace estallar al Meazza.

Minuto 93, Inter 3 – Sampdoria 2.
Fin del partido.

Los que tuvimos la suerte de ver el juego en vivo por TV lloramos como niños. No he conocido al primero que no lo hizo y todavía hoy despierta fuertes emociones.
Este partido definió gran parte de nuestra identidad. Dicen que aqui nos convencimos del Pazza Inter. Que estos fueron los 90 minutos donde el nacio la segunda Grande Inter, un equipo “pazzesco” que tuvo la loca idea de ganar todos los trofeos en Italia en los siguientes 4 años, y todos los trofeos posibles en el planeta 5 años después.

Hoy estamos sólidos en el segundo lugar del Calcio. Una posición que no disfrutábamos cómodamente desde hace un buen tiempo.
Llegó la hora de las ideas locas.