El Inter espera no gastarse más 20 millones en el Post-Hakimi

La situación económica mundial resultado de la Pandemia del Covid-19 ha golpeado países enteros y la industria futbolística no ha sido la excepción. Equipos de balompié de renombre mundial como Real Madrid, Barcelona, e Inter han debido ajustar sus presupuestos en el caso particular de la escuadra lombarda, las regulaciones impuestas por el Gobierno Chino a las empresas de sus connacionales, como el Grupo Suning, les han afectado aún más.

Parte de las medidas para el saneamiento de las cuentas del club es vender uno, o quizá dos de sus jugadores titulares, resultando la venta de Achraf Hakimi la más lucrativa de ellas.

Se especula que el PSG francés estaría cerrando la compra del pase del marroquí por un monto cercano a los 70 millones de euros con bonos incluidos. Por tal razón, Inter desde hace un tiempo busca sustituto a Hakimi para ello se barajan nombres como el de Hector Bellerin (Arsenal), Manuel Lazzari (Lazio), Nahuel Molina (Udinese) y Davide Zappacosta (Chelsea) quienes se erigen como potenciales herederos de la banda derecha del club dirigido por Simone Inzaghi.

La negociación con los clubes de los jugadores mencionados no será fácil, toda vez que los nerazzurri no pretenden invertir más de 20 millones de euros de lo recaudado para no comprometer más las arcas del club y verse en la obligación de tener que vender otro de sus piezas importantes como podría ser el delantero Argentino Lautaro Martínez o el Defensor Milan Skriniar que es pretendido por varios equipos ingleses.